Las leyes de privacidad nunca han sido tan importantes como lo son hoy, ahora que los datos viajan por el mundo a través de redes sin fronteras. El número de leyes de privacidad ha aumentadoextraordinariamente en los últimos años, siendo en España 65 el número de las leyes de aplicación en la protección de datos personales según el BOE (www.boe.es).

Según la Comisión Europea: “las reglas más estrictas sobre protección de datos significan que las personas tienen más control sobre sus datos personales y que las empresas se benefician de la igualdad de condiciones” (https://ec.europa.eu/commission/priorities/justice-and-fundamental-rights/data-protection/2018-reform-eu-data-protection-rules_en).

Y si bien estas leyes de protección son a veces una buena noticia para aquellos que tienen sus datos archivados electrónicamente o necesitan transferirlos en línea, no lo es tanto para los que tienen que navegar por este rompecabezas de una regulación tan exigente y que requiere por sus complejidades, de excelentes profesionales especializados como DPD / DPO.

Con tantas normas y en continua actualización, es difícil estar seguro de su cumplimiento. En ese sentido el DPD / DPO se constituye como uno de los bloques constructivos imprescindibles para el desarrollo adecuado de una política de seguridad de datos, con el suficiente nivel de detalle que le permita a toda organización pública (ENS RD 3/2010 https://www.ccn-cert.cni.es/pdf/documentos-publicos/2287-real-decreto-3-2010-de-8-de-enero-por-el-que-se-regula-el-esquema-nacional-de-seguridad-en-el-ambito-de-la-administracion-electronica/file.html)o privada, mantener la adecuación.

El DPD / DPO es unanueva figura profesional, cuya principal labor es garantizar que se cumple la normativa europea en el ámbito de la privacidad, habiéndose convertido en uno de los perfiles laborales más demandados. En 2018 se estimó que se necesitarán alrededor de 75.000DPD / DPOen toda Europa (https://elpais.com/economia/2018/07/17/actualidad/1531823823_360723.html).

Para ello el DPD / DPO ha de ser una persona capacitada para llevar a cabo la labor de asesorar e informar(nunca realizar la ejecución de los tratamientos de datos en primera persona), sobre la legislación vigente en protección de datos, sobre los principios y requisitos de la privacidad, así como también sobre las medidas de protección y su verificación mediante auditoría y registro documentado.

La formación por tanto resulta del todo punto ineludible, ya que el profesional designado por la organización como DPD / DPO, ha de saber bien aspectos tan diversos y dispares entre sí como las cláusulas reglamentarias, el análisis de riesgos y la evaluación de impacto en aplicación de la responsabilidad activa, junto con entrenamiento real en las medidas para garantizar el cumplimiento.

Es por ello que al no existir una profesión, titulación ni capacitación única que pueda permitir disponer el conocimiento completo para dominar las materias y reunir en una misma persona profesional las habilidades necesarias para estar en condiciones de abordar con garantías la labor del DPD / DPO, en realidad resulta un reto tan fascinante al estar en la obligación de practicar y acumular conocimientos del derecho, habilidades de técnicas y organización de seguridad de la información y sistemas, de análisis y gestión de riesgos, junto técnicas de auditoría y gestión de la seguridad.

Todo lo anterior alcanza la mejor de las garantías de cumplimiento profesional mediante la realización de los Cursos Homologados como Entidad de Formación, como los de AUDIDAT, y la Certificación por un Organismo Acreditado por ENAC, siguiendo el Esquema AEPD-DPD de la Agencia Española de Protección de Datos, renovable cada tres años y con demostración y evidencias de la adecuación y actualización de la formación en el periodo de vigencia del Certificado como DPD / DPO.